Las varices son dilataciones venosas que se caracterizan por impedir que la sangre retorne de forma eficaz al corazón (insuficiencia venosa). Se producen por una alteración de las válvulas venosas, que al no cerrarse como es debido, hacen que la sangre se acumule en las venas, haciendo que se dilaten.

Cualquier vena del cuerpo puede degenerar en una variz, aunque las más propensas a verse afectadas son las de las piernas, especialmente las de las pantorrillas.

Afectan en mayor proporción a las mujeres que a los hombres.

Causas de las varices

Las causas más frecuentes de las varices son las siguientes según se muestra en el gráfico:

  • Sedestación.
  • Embarazo.
  • Exposición al calor.
  • Factores hereditarios.
  • Anticonceptivos orales.
  • Hipertensión arterial.
  • Utilizar ropa y calzado ajustados.
  • Menopausía.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Permanecer de pie o sentado durante largos periodos de tiempo.

Origen de las varices

El origen de las varices viene definido por:

  • Bipedestación.
  • Género o herencia.
  • Mujeres, embarazo, menstruación.
  • Embarazos sucesivos, obesidad, menopausia y sedentarismo.
  • Vejez.